14 de junio de 2008

En algún punto


En algún punto me quedé vacía...
aunque sienta el alma llena de impulsos
y sentimientos bregando por resurgir
dejándome sin aliento.

Me sentí obscilante
como un péndulo que solo va y viene por inercia,
aunque los sentimientos se acumulaban
y pugnaban por escapar de mí
en avalancha en cualquier momento...

Y en este punto sentí
que se me atravesaban las palabras.
Y de pronto contengo el aliento y de pronto
solo se escucharos.

En algún punto dejé de expresarme, no quise hacerlo.
No quise clamar a los cuatro vientos
que en algún punto me rompí y me torné silencio.
.
.
.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Dice que es Perla negra.
¡No!Sólo morena.
Irradia una fuerza
que muchos quisieran,
y hasta enferma es capaz
de mirarte y alumbrar
cada rincón.
Nunca un sol
pudo ser negro,
regalando su calor
al mundo entero.
Va por ti,
pa` que sonrias,
y que amanezcas un dia
radiante y feliz.