25 de julio de 2009


Le nacieron alas a mi corazón
cuando te colaste en mi vida.
Ahora soy capaz de sentir
sus pulsaciones,
la sangre bombeando fuerte
como carcajadas que se escapan
haciéndole latir con alegría.
Tú que me provocas esa sonrisilla tonta
cuando amanezco sabiendo que estás ahí.
tú que me haces explosionar entre
tus brazos al ritmo de tus caricias
tú que me susurras lo poco
que queda para vernos, al oido, cada día…
Ahora soy capaz de abrir el alma
y dejarte campar a tus anchas en ella,
de imaginar soles en la madrugada,
y hasta alcanzo a ver el mar en Madrid
tras la linea de su horizonte.
Y sólo tú eres el artífice
de que se me desborde el corazón,
y de tanto derroche de energía…
Tú que me escuchas, que me miras,
que me acaricias, que me besas,
que me haces reir, que me mimas…
Tú eres quien con tu sola presencia
inyecta en mis venas
diluyéndose en un arco iris de colores
todo este chorro de vida.

1 comentario:

オテモヤン dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.