12 de octubre de 2010

DISTANCIA

Hay distancias que enfrían la sangre,
que me roban el aliento
helando las palabras
aún sin haber surgido de mis labios,
que se remueven inquietas
en el fondo de mis entrañas
como en un temor constante
a diluir estos sentimientos
que se encabritan, que aúllan, que me laten...

Hay distancias que se deslizan penosas
por mi garganta,
que me oprimen el aire,
que caminan a unos centímetros de mí
rozándome hombro con hombro
pero son distancias insalvables.

Hay distancias, que por muy veloz que corra
mi mente no alcanzan...
que se abren como hambrientas fauces
en un intento cruel de devorarme
y destierran mi alma herrante
allende los mares, a otras tierras..
y hasta el pensamiento se hace inalcanzable.

No hay comentarios: