26 de noviembre de 2011

ADELANTE

El camino se abre en canal ante mí
sangrando a borbotones
y me cuesta avanzar, dar el paso
que me acerque a las estrellas o al abismo.

La vida me muestra un laberinto gris
que intenta confundirme pero
me agarro el corazón con ambas manos
y miro al frente.

Adelante. Adelante sin freno.
Aunque la montaña se yerga infranqueable,
aunque sus aristas me desgarren a girones
y me llegue la sangre al cuello.

Adelante...
Aún sabiendo que caeré,
aún con la certeza de poderme hundir,
que amaneceré sola para levantarme
y tendré mil pedacitos para recomponer.

Adelante...

 
 

No hay comentarios: